La gestión financiera ocupa un espacio importante en cualquier compañía y en este sentido, es imprescindible hacer una evaluación de las herramientas que deberán integrar el desarrollo de la actividad financiera de la empresa. En algunas compañías, el negocio pretende ser financiero, en otras, las finanzas deben acompañar a las ventas. La definición no es menor, por cuanto los clientes como los proveedores, se encuentra inmersos en esta discusión, el papel que jugarán será central y diferente de acuerdo a un modelo de negocios u otro. Por ello hablamos de diseño, porque muchas empresas no piensan la gestión financiera desde el punto de vista sistémico.

Determinar el punto de equilibrio financiero y económico puede representar la diferencia entre crecer o quebrar. La medición de la zona de ganancias y pérdidas es de vital importancia a la hora de costear productos y servicios. Las empresas que no realizan este tipo de controles empujadas por la competencia, comienzan a desarrollar políticas de ventas que sacrifican márgenes y que en muchos casos extienden plazos de pagos, comprometiendo el capital de trabajo y su liquidez.

• Diagnóstico financiero. Determinación de puntos de mejora.
• Análisis de herramientas de inversión y financiamiento.
• Evaluación de indicadores y herramientas de control económico – financieras.
• Análisis de los sistemas de información que alimentan el ERP e informes de gestión.
• Evaluación de indicadores e informes de gestión.
• Evaluación de competencias del personal de finanzas
• Elaboración de un programa de cumplimiento: gastos – riesgos – optimización de flujo de caja.
• Implementación de modelos de análisis en flujo de fondos, presupuestos, riesgo crediticio.




 Ingrese a nuestro Blog

Dor baires