Anteriormente el puesto de secretaria de un Jefe, Gerente o Director, era considerado uno más dentro de las categorías de la empresa. La posición cobraba importancia a través de la relación con el hombre o la mujer de poder, dentro de la organización, pero su posición, no era consideraba un factor clave.

El perfil y las funciones de la Secretaria que necesitan las empresas actualmente han cambiado. Los Directivos les están delegando nuevas responsabilidades que requieren del dominio de ciertas competencias y habilidades que antes, sencillamente no eran requeridas. Una buena secretaria ha de saber anticiparse a las demandas de su superior, asumir los nuevos retos de su empresa y aportar valor agregado a su compañía. Hoy ya no basta con el idioma y la agenda, hace falta manejar herramientas de administración, de psicología y sociología organizacional para poder ejercer el cargo con profundidad y eficiencia.

Descargar PDF con la información completa.




 Ingrese a nuestro Blog

Dor baires