El estallido de las crisis siempre pone a prueba nuestra capacidad de adaptación, y la del 2008, no será una excepción a la regla. Las secuelas pueden hacerse presente a través de sus síntomas. La ruptura en la cadena de pagos, la imposibilidad de recuperar deudas, los conflictos internos por el manejo con clientes, los problemas de flujo de fondos que se generan los proveedores, son algunos de ellos.

Descargar PDF con la información completa.




 Ingrese a nuestro Blog

Dor baires